Lidiar con las nauseas del embarazo precoz


Las nauseas son un problema que ocurre en hasta el 70% de las mujeres que sufren embarazo precoz. La razón de este problema no está conocida en su totalidad, pero se cree que es debido a la base hormonal de esta etapa. Normalmente termina a las 13 o 14 semanas de embarazo, aunque algunas mujeres lo padecen también en el segundo trimestre. 

Las nauseas durante el embarazo precoz son uno de los síntomas más comunes, aunque eso no significa que tengas que aguantarlo. Existen varias maneras para ayudar a aliviar esta condición:

-       Mantén la calma. Los nervios durante las nauseas solo complican la situación y aumentan el malestar.

-       Evita llevar demasiada prisa. Las situaciones de estrés y poco tiempo ni ayudarán nada a evitar las nauseas ni serán nada saludables para tu bebé. Lo mejor es que te levantes unos 10 minutos antes para tener tiempo suficiente y evitar dichas situaciones.

-       Come alimentos ligeros con regularidad. Evita los alimentos pesados que puedan causarte malestar estomacal y las mencionadas nauseas.

-       No estés mucho tiempo con el estómago vacío. Es mejor comer menos pero más a menudo que llenarse en la cena. Las frutas, hortalizas y las sopas de verduras son ideales para saciar el hambre sin tener náuseas. 

-       Muévete todos los días. Si estás siempre encamada acabarás enfermando, incluso si no estás embarazada. Las mujeres embarazadas no están enfermas para tener que estar siempre en cama. Es recomendable caminar todos los días, por lo menos 40 minutos. También es recomendable apuntarse a clases de yoga.

-       Evita las fragancias fuertes. Los grandes olores pueden afectar a tu estómago y provocar nauseas, ya que el olfato durante el embarazo precoz es mucho más sensible.

-       Evita sabores fuertes. La comida exótica, los quesos franceses y los sabores fuertes pueden causar náuseas. Incluso los sabores que te gustaban antes ahora te puede repeler.

-       Evita el café. Algunas madres dejan de beber café y bebidas gaseosas, ya que ambas les causan náuseas. Existe la posibilidad de que esto no ocurra en ti, por lo que puedes probar si sucede lo mismo en ti.

-       Toma alimentos y especias que puedan aliviar la incomodidad, como por ejemplo, el jengibre y el limón.


-       Bebe más líquidos, especialmente si vomitas, ya que los vómitos dejan el cuerpo deshidratado.

Comments

Popular posts from this blog

Las ventajas de utilizar topes de estacionamiento en las zonas de aparcamiento.

Beneficios de utilizar calderas Ferroli

CUBO O RECIPIENTE